Grabo Estilo

Grabo Estilo

Juana Magui Sosa Estilista

Juana Magui Sosa Estilista

Crowne Plaza

Crowne Plaza

viernes, 5 de junio de 2015

Rancho Don Lulú en San Francisco de Macorís

Tiene lo esencial para vivir la experiencia del campo: la briza cálida, la temperatura agradable, su diversidad de flora y fauna… todo su entorno es un canto a la naturaleza.

Por María Mercedes

San Francisco de Macorís, R.D. Situado en la falda de Loma Quita Espuela, desde octubre de 2007, el Centro Ecoturítico Rancho Don Lulú administrado por los hermanos Amarante, se une a la oferta ecoturística que tan acertadamente se está promoviendo en nuestro país.
En su suelo se produce la mayor parte del arroz que consumimos, así como el 70 por ciento del cacao orgánico certificado que se exporta, considerado a nivel internacional como uno de los mejores del mundo.
Vale destacar que este proyecto ubicado en la comunidad de El Cadillar, es una iniciativa de la Asociación Ecoturística Solenodonte. Su construcción ha servido de apoyo económico a las familias locales a través del turismo rural, la conservación del medio ambiente y los recursos naturales de la zona de amortiguamiento de la Reserva Científica Loma Quita Espuela, manteniendo el respeto y la protección a su hábitat.

El ingeniero Luis Amarante, afirma con mucho orgullo que en Rancho Don Lulú tienen la vocación de brindar sano esparcimiento a las personas que eligen pasar unos días o unas horas en contacto con la naturaleza.
Con la finalidad de fortalecer la promoción de este centro ecoturístico, Ivonne Soriano, de la agencia Summa Consultores, organizó un encuentro con la prensa escrita, digital y televisiva de Cotuí, La Vega, Santiago, Santo Domingo y San Francisco.
Durante esta reciente visita, los comunicadores visitaron la Loma Quita Espuela. El objetivo fue mostrar la biodiversidad que hay dentro de los agros paisajes y, al mismo tiempo concienciar sobre la conservación de las especies en peligro de extinción. También, apoyan los productores que promueven el cultivo de cacao orgánico en la zona de amortiguamiento.
Al concluir la excursión, los invitados disfrutando de un delicioso almuerzo elaborado con los productos que allí se cultivan, bailaron con la música en vivo de un conjunto típico; se bañaron en el balneario natural; mientras otros decidieron conocer las instalaciones del Centro Ecoturístico Rancho Don Lulú.
El recorrido incluyó una visita al Salón Multiusos que está en avanzado proceso de construcción. Se prevé que estará listo a final de año, y después de su apertura se convertirá en un espacio con todas las facilidades para celebrar grandes eventos como congresos, seminarios, encuentros profesionales y actividades de capacitación.
Igual que en todo el Rancho, este Salón se construye respetando la naturaleza. Gracias a don Luis, después del recorrido, mi amiga Sarah Ramírez y yo saboreamos, saboreamos una mazorca del cacao que allí se produce… todo un deleite.
Estadía de ensueño
Para satisfacer las demandas de sus visitantes, este albergue ecológico cuenta con un módulo de dormitorios de dos niveles con capacidad para más de 40 personas; el cual está dividido en ocho habitaciones individuales, familiares y grupales decoradas con elementos de la zona, sobre todo con las hermosas vistas al paisaje lleno de flores y plantas silvestres que les rodea.
Cuenta además con dos salas, balcón y mini cocina, salón comedor, baños, dos hamacas, bar, cafetería; un balneario natural dentro del arroyo Cadillar y un área para jugar villar y dominó; así como para acampar, hacer senderismo y paseos a caballo. Un detalle que me fascinó es que las pisadas que nos dirigen hacia la entrada a este remanso de paz, está sellada con las hojas de sus grandes árboles. 
Su menú incluye una gran variedad de platos típicos. En su estadía, los visitantes conocen sus atractivos al realizar las excursiones a “Loma Quita Espuela”, “El Sendero del Cacao”, y la visita al Montecito Don Sorón.
Infantes, jóvenes y adultos son bienvenidos, ya que además de pasadías, en el Rancho se realizan encuentros sociales, retiros, bodas, 15 años, bautizos, campamentos. En la organización de estas actividades, cuentan con el apoyo y el trato amable de sus propietarios y colaboradores.
Luis Amarante dijo que reciben más de más de 3 mil visitantes al año. “Queremos que más personas conozcan este lugar donde los recibiremos con la cortesía y la amabilidad propia de la gente del campo”.
Los precios para alojarse en Rancho Don Lulú son muy asequibles. RD$1,200 por persona, dicho costo incluye desayuno, almuerzo y cena. RD$500 por las visitas guiadas, y la entrada a las excursiones es RD$70.
Este proyecto es digno de reconocimiento porque representa el esfuerzo y la dedicación de una familia que ama y confía en el futuro promisorio del ecoturismo en nuestro país.
Reconocido por Premios Atabey
En la quinta entrega de los Premios Atabey 2013, Rancho Don Lulú ganó en la categoría de Turismo Sostenible, por la labor que realiza en favor de la comunidad y sus recursos naturales.
Al recibir la distinción, el ingeniero Luis Amarante afirmó que sus colaboradores y él asumen el compromiso de seguir trabajando con más entusiasmo en el desarrollo del centro, siempre con el interés de ofrecer calidad de vida a sus habitantes, y de cuidar la naturaleza del área de amortiguamiento de la Loma Quita Espuela.
También, agradeció a Alberto Sánchez, del Programa de Pequeños Subsidios (PPS), y su equipo de trabajo; al PNUD, al Ministerio de Medio Ambiente, a Jesús Moreno, presidente de la Fundación Loma Quita Espuela y; a todas las personas que visitan y apoyan el desarrollo de ese proyecto turístico.
Apoyo para su construcción
La construcción de este complejo contó desde sus inicios con la colaboración del Programa de Pequeñas Empresas Subsidios (PPS), el Programa de las Naciones Unidas Para el Desarrollo (PNUD) a través del Proyecto de Post Desastres; el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, el Servicio Técnico de Cooperación Alemán DED, y la Red Dominicana de Turismo Rural (REDOTUR).

La Asociación Ecoturística Solenodonte tuvo una participación activa en las etapas del proyecto aportando recursos económicos y mano de obra para la construcción de todas sus instalaciones, involucrándose además en el desarrollo del Centro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario