Grabo Estilo

Grabo Estilo

Juana Magui Sosa Estilista

Juana Magui Sosa Estilista

Crowne Plaza

Crowne Plaza

miércoles, 3 de octubre de 2012

Disfunción Eréctil incrementa la ansiedad, disminuye la autoestima y deteriora la calidad de vida


 Más del 40% de los hombres con esquizofrenia y fobia social tienen Disfunción Eréctil.
    Estudio más reconocido sobre el tema reveló que existen otras causas que provocan este padecimiento como la eyaculación precoz, el duelo por la muerte de un ser querido y el distanciamiento de la pareja.
Viagra® continua siendo el único sildenafil aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para tratar la disfunción eréctil.

Una investigación llamada La Disfunción Eréctil: Aspectos Psicopatólógicos dejó al descubierto que en un porcentaje importante de los hombres diagnosticados con disfunción eréctil (DE), se suman una serie de factores psicológicos a la causa orgánica. De forma tal que en el 37% de los casos existe una lesión o enfermedad que dificulta el flujo de la sangre que debe llegar al pene, en el 30% las causas psicológicas se convirtieron en el detonante y el 33% no obtuvo una erección por causas mixtas. 

En la misma publicación, se demostró que la incidencia de DE en pacientes con depresión oscila entre el 18% y 35% y en casos muy severos algunos autores han llegado a considerar cifras cercanas al 90%, aunque este porcentaje  puede estar influenciado  por los efectos secundarios de algunos fármacos y por la disminución del deseo sexual presente en depresiones graves.
También se dio a conocer que la incidencia de DE es del 46,7% en pacientes con esquizofrenia, del 29,3% en pacientes con ansiedad generalizada, del 25% con angustia y del 20% de los pacientes con miedo a los espacios abiertos o al público. En cuanto a la fobia social el 43% de los pacientes sufrían dificultades sexuales y muchos de ellos solicitaban terapia sexual después de que su entrenamiento en habilidades sociales incrementó la posibilidad de mantener relaciones íntimas.
Según los expertos, una de las mejores investigaciones donde se pone en evidencia la relación entre la salud mental y el desempeño sexual, es el Estudio Wielke, el cual analizó pacientes con DE en 33 regiones de Estados Unidos. En este estudio se encontró que los pacientes presentaban síntomas obsesivos, baja asertividad, depresión y una autoestima alterada  junto a una mala calidad de vida. 
También existen otras causas que pueden desencadenar en DE que no siempre deben considerarse como parte del contexto de un trastorno psiquiátrico y que más bien tienen que ver con comportamientos o factores de predisposición como eyaculación precoz (20.7%), eyaculación retardada (4.3%), deseo sexual inhibido (14%), cambios evolutivos relacionados con la paternidad, los relacionados con la edad (jubilación, marcha de los hijos) o derivados de situaciones de duelo como muerte del cónyuge o rupturas afectivas. En el Estudio Spector, el 40% de los pacientes percibía como factor  de riesgo para sufrir DE una pobre relación con la pareja y el 20% lo asociaba a la pérdida del atractivo físico.
“El hombre con problemas de DE sufre un verdadero cataclismo porque percibe las situaciones sexuales como amenazantes, subestima el nivel de excitación alcanzado, pierde la percepción de control sobre su respuesta de erección y presenta abundantes creencias erróneas que llegan a mermar su autoestima y su autoconfianza. Además se ve afectado por la ansiedad lo que lleva al paciente a desarrollar una serie de conductas que van desde la evaluación de su rendimiento sexual hasta la evitación, lo que justifica que un 35% de los hombres padezcan DE moderada y un 19% DE total” aseguró el Dr. Genaro Cuesta, Director Médico de Pfizer Centroamérica y Caribe.
En el análisis La Disfunción Eréctil: Aspectos Psicopatólógico sobre el tipo de tratamiento aplicado a varios pacientes  se encontró que en el 60% de los casos se inició con terapia de conducta (TC) y en el 40% con fármacos. La evolución de estos pacientes conllevó una serie de pasos que fueron desde la asociación de elementos cognitivos a la TC más terapia de fármacos, o el inicio en solitario con fármacos y adición de TC.
La combinación de fármacos y la terapia de conducta son consideradas como la mezcla más eficaz para la consecución de resultados a largo plazo y el médico es quien puede incluir un tratamiento farmacológico para este tipo de pacientes que requieren el apoyo de un medicamento que les ayude a lograr la firmeza de la erección, que es uno de los principales objetivos de la terapia para tratar la disfunción eréctil.  
Para todos ellos existe Viagra® de Pfizer, único sildenafil aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para tratar la disfunción eréctil que ha demostrado su seguridad y eficacia alrededor de 120 países en el mundo, sumando más de 177 millones de recetas y más de 41 millones de hombres quienes han sido tratados alrededor del mundo con el llamado diamante azul. Viagra® es el único medicamento para la DE que ha demostrado llevar a los pacientes a experimentar erecciones grado 4, el cual es el máximo grado de firmeza eréctil.
Viagra® es un medicamento eficaz, seguro y bien tolerado por quienes lo toman y es capaz de inducir a una penetración exitosa en solo 12 minutos. Este medicamento puede tomarse una vez al día y su eficacia no se ve afectada si se mezcla con comida o alcohol, sin embargo es importante anotar que funciona mejor con el estómago vacío o tras una comida baja en grasa. Con el objetivo de continuar brindando a los médicos una herramienta eficaz en el tratamiento de la disfunción eréctil y de garantizar un mayor acceso a los pacientes dominicanos, el costo del medicamento en República Dominicana, se redujo en una tercera parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario