Crowne Plaza

Crowne Plaza

Juana Magui Sosa Estilista

Juana Magui Sosa Estilista

Grabo Estilo

Grabo Estilo

domingo, 14 de mayo de 2017

Gin The Botanist, Llega a República Dominicana

Esta variedad de aparato fue modificada de manera singular y rediseñada para maximizar el reflujo, con el objetivo de extraer gentilmente los suaves aromas de los botánicos de Islay.
Santo Domingo.- Cerca de 200 años de historia la destilería Bruichladdich expande su legado e introduce en la República Dominicana, logro de años de producción artesanal e innovación ,The Botanist, el primer y único dry gin artesanal de Islay, el cual recoge la tradición hébrida con su icónica mezcla de 22 ingredientes botánicos locales.
Desde su fundación en 1818, la destilería Bruichladdich se ha caracterizado por romper paradigmas. Creada por los hermanos Harvey –integrantes de una dinastía del whisky en Glasgow– esta firma busca producir las bebidas más puras, ligeras y florales desde una colina junto al mar en la pequeña isla de Islay, a partir de ingredientes 100 por ciento escoceses seleccionados a mano con la guía del maestro destilador Jim McEwan y el buen ojo de los artesanos locales.
Para crear The Botanist se utilizan nueve de los ingredientes clásicos y se complementan con una cosecha de 22 plantas locales, recolectadas a mano de las colinas, pantanos de turba y costas del Atlántico por un equipo propio de científicos botanistas.
Entre éstas se encuentran ingredientes clásicos como manzanilla, hierbabuena o toronjil, así como hierbas locales que la amplia tradición recolectora de los habitantes de Islay ha reconocido como fuente de sabores y aromas únicos, tales como el cardo, el saúco, el galio o el espino blanco, las cuales son plantas autóctonas de la propia isla.
El particular perfil de aroma y sabor de The Botanist es exaltado mediante una destilación a fuego lento y muy baja presión en un alambique tipo Lomond creado después de la segunda guerra mundial. Esta variedad de aparato fue modificada de manera singular y rediseñada para maximizar el reflujo, con el objetivo de extraer gentilmente los suaves aromas de los botánicos de Islay.
Apodado cariñosamente Ugly Betty por el maestro destilador Jim McEwan, este alambique –uno de los cinco que existen en todo el mundo– fue rescatado de la antigua destilería Interleven antes de su demolición, y fue en Bruichladdich donde encontró su verdadera vocación: crear el más puro y artesanal gin, gracias a su forma de destilación que alarga el proceso hasta tres veces más de lo habitual.


Con un color cristalino y destellos platinados, las sutiles notas de hierbas y flores de verano, enebro, cilantro con matices de anís, cáscaras de limón y naranja que conforman The Botanist cautivan desde el primer momento. En boca, su sabor es intenso y suave; fresco al entrar, se puede sentir la calidez y pureza con notas cítricas y terrosas al llegar al paladar trasero. Es, sin duda, una experiencia única en su tipo para todos los amantes del gin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario